Comunidad de Estudiantes Universitarios

La Universidad Autónoma de Chihuahua a través de la Dirección de Extensión y Difusión Cultural, ha desarrollado un programa que lleva como título Comunidad de Estudiantes Universitarios. El objetivo es otorgar apoyo afectivo, psicológico y material a personas que se encuentran al cuidado de casas hogar o asilos de ancianos.

La Comunidad se conformará con estudiantes que presten un servicio en forma voluntaria, despertando su interés, responsabilidad y sentido común hacia aquellas personas que viven en una situación social y económica adversa. Es importante aclarar que este programa no forma parte del Servicio Social institucional, sino que será un asistencia voluntaria por parte de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

La etapa en que se encuentra el proyecto, es la de conformar un programa de capacitación que incluya varios cursos enfocados a formar en el estudiante un perfil acorde con el servicio que se va a prestar. Para ello van a participar varias de las Unidades Académicas de la UACH impartiendo desde cursos, talleres o pláticas a través de estudiantes que se encuentran por finalizar su carrera, o bien, por maestros universitarios.

El programa iniciará formalmente el próximo mes de agosto, precisamente al inicio del período escolar 2005-2006. El arranque será con la difusión interna a través de las distintas Facultades de la UACH, Radio Universidad y el Periódico El Universitario. Asimismo, en forma externa a través de las distintas escuelas incorporadas a la UACH y los medios de comunicación de la ciudad. Se elaborarán todo tipo de propaganda como mantas, trípticos, ropa y se tendrá un espacio en la página de Internet de la UACH.

Como un incentivo, la misma comunidad tendrá su promoción interna con la elaboración mensual de una revista donde se informe de las diferentes actividades realizadas, las proyectadas y hasta los eventos sociales para celebrar cumpleaños, cumplimiento de metas y otros éxitos logrados por parte del grupo.

Los resultados que se pretende obtener a través de la Comunidad, aparte de la ayuda a quienes más lo necesitan, es integrar a un grupo de jóvenes con las mismas inquietudes, intereses y espíritu de servicio, de tal forma que hasta ellos mismos experimenten la satisfacción que van a provocar al otorgar la asistencia.

En cuanto a la capacitación que va a recibir el grupo, tiene como objetivo formar un perfil que ayude a cubrir ciertas necesidades de los niños y ancianos, para ello es en relación a la seguridad e higiene, geriatría, primeros auxilios, trabajo en equipo, tramites y procesos legales para trato con menores; algunos temas sobre personas con capacidades diferentes, entre otros. Cabe aclarar que la capacitación será introductoria, a fin de que los miembros tengan conocimientos básicos sobre los problemas que en un momento dado puedan tener las personas con las que tendrán relación, más no profesional, cuando este tipo de servicios se requieren los prestadores de este servicio voluntario, los canalizarán a el área indicada.

Hasta ahora se ha contactado a las Facultades que ofrecen ese tipo de conocimientos y su respuesta ha sido favorable en el sentido de apoyar a la comunidad ya sea con estudiantes que están por concluir su carrera o bien con maestros universitarios. Asimismo, se ha solicitado el apoyo del Instituto José David, como escuela incorporada a la UACH, para que auxilie a la Comunidad con conocimientos relacionados a las personas con capacidades diferentes.

La programación de actividades una vez que el grupo esté conformado, son las siguientes:

En las reuniones se fomentara la interacción de ideas entre los integrantes para el desarrollo de las diferentes actividades y se tomarán en cuenta una vez estudiada por el resto del grupo. Asimismo, se buscará la comunicación constante con otros grupos de ayuda comunitaria como una forma de retroalimentación.

Por otro lado, la investigación de campo será una de las actividades más importantes de la Comunidad, ya que a través de ello se logrará obtener un conocimiento claro sobre las necesidades que existen en los sectores hacia donde se dirige, cuáles puede resolver o ayudar la Comunidad y aquellas donde exista la imposibilidad de hacerlo, se canalizará a otros grupos o instituciones públicas o privadas. El seguimiento, hasta lograr los resultados deseados, será un principio fundamental de la Comunidad de Estudiantes Universitarios.

Para un mejor control de la investigación de campo, se llevará una bitácora donde se anotarán los datos del lugar que se está visitando, las condiciones físicas en que se encuentra el lugar, las necesidades materiales que existen y así poder programar una visita exclusiva para reparar los daños. Por citar un ejemplo, si en el lugar alguna de las mesas está averiada, un refrigerador descompuesto, un vidrio roto, fugas de agua en baños y cocinas, paredes deterioradas, entre otros daños que pueden ser cubiertos con la asistencia de los jóvenes, o bien, ellos mismos se encargarán de buscar dentro de la UACH la persona indicada para hacerlo.

En cuanto a la ayuda afectiva o psicológica, será a través de los mismos miembros de la Comunidad, y cuando sea necesario, canalizar a la persona afectada a algún centro para ayuda psicológica profesional.

La programación de actividades una vez que el grupo esté conformado, son las siguientes:

En las reuniones se fomentara la interacción de ideas entre los integrantes para el desarrollo de las diferentes actividades y se tomarán en cuenta una vez estudiada por el resto del grupo. Asimismo, se buscará la comunicación constante con otros grupos de ayuda comunitaria como una forma de retroalimentación.

Por otro lado, la investigación de campo será una de las actividades más importantes de la Comunidad, ya que a través de ello se logrará obtener un conocimiento claro sobre las necesidades que existen en los sectores hacia donde se dirige, cuáles puede resolver o ayudar la Comunidad y aquellas donde exista la imposibilidad de hacerlo, se canalizará a otros grupos o instituciones públicas o privadas. El seguimiento, hasta lograr los resultados deseados, será un principio fundamental de la Comunidad de Estudiantes Universitarios.

Para un mejor control de la investigación de campo, se llevará una bitácora donde se anotarán los datos del lugar que se está visitando, las condiciones físicas en que se encuentra el lugar, las necesidades materiales que existen y así poder programar una visita exclusiva para reparar los daños. Por citar un ejemplo, si en el lugar alguna de las mesas está averiada, un refrigerador descompuesto, un vidrio roto, fugas de agua en baños y cocinas, paredes deterioradas, entre otros daños que pueden ser cubiertos con la asistencia de los jóvenes, o bien, ellos mismos se encargarán de buscar dentro de la UACH la persona indicada para hacerlo.

En cuanto a la ayuda afectiva o psicológica, será a través de los mismos miembros de la Comunidad, y cuando sea necesario, canalizar a la persona afectada a algún centro para ayuda psicológica profesional.

Los requisitos para formar parte de la Comunidad de Estudiantes Universitarios son los siguientes:

  1. Ser estudiante inscrito en la UACH

  2. Ser mayor de 18 años

  3. Llenar solicitud de ingreso

  4. Someterse a un pequeño examen médico.

  5. Firmar una carta compromiso con el grupo.

  6. Asistir al curso de capacitación titulado Capacitarse para ayudar.

El lugar donde se pueden solicitar mayores informes es el Departamento de Vinculación y Transferencia de Tecnología que se encuentra a espaldas de la Biblioteca Central de la UACH en el antiguo campus universitario con la Licenciada Marisela Rico García, asimismo, en los teléfonos 4391826 y 4145202 y al correo electrónico jmrico@uach.mx