LIC. ENRIQUE MACÍN
H o m e n a j e

El cortejo fúnebre partirá de la funeraria Prisciliano Lozoya a las 13:00 horas hacia la Facultad de Filosofía y Letras de la UACH, lugar en el que de las 13:30 a las 14:30 horas se le rendirá un homenaje.

La misa de cuerpo presente se llevará a cabo en la parroquia de San Felipe Apostol, y su cuerpo será despedido en el Panteón de Dolores de esta ciudad.



Nota publicada el 25 de enero en El Heraldo de Chihuahua:

Falleció ayer el dramaturgo Enrique Macín

La Facultad de Filosofía y Letras se vistió de luto ayer por el fallecimiento de Enrique Macín Rascón, catedrático y dramaturgo que dio vida durante décadas a la materia de Literatura Española.

Desde 1977 impartía las materias de Introducción a la Literatura y Literatura Española, en diferentes grados y seminarios de teatro, siempre con un estilo pícaro y crítico.

Fue uno de los pilares de la Facultad y específicamente de la carrera de Letras Españolas, sus especialidades eran el Barroco y el Teatro Español.

Ayer por la tarde compañeros, maestros y alumnos del licenciado Macín se dieron cita en Filosofía y Letras, en gratitud a los años de enseñanza que dejó en las aulas.

Falleció a la edad de 65 años de edad, tras haber presentado desde el año pasado afecciones respiratorias que al parecer se complicaron. Su deceso ocurrió durante la madrugada de ayer.

Se caracterizó por ser una persona solitaria, dedicado a su mamá hasta que ella falleció. Siempre se le veía alegre y con un comentario particular hacia cada alumno, bromista en las clases y en los pasillos, enérgico en sus clases y evaluaciones.

Fue autor de libros de dramaturgia, su última creación fue la novela "Sueños Sin Epílogo", presentada a nivel nacional.

Su preparación académica lo llevó a enamorarse de la literatura española y mediante ésta convirtió cada aula en escenarios de pasajes mitológicos, realistas, bélicos, todo lo que conlleva la literatura española a través de sus obras de arte; dio a conocer sonetos, crítica literaria, sin ocultar su pasión por la poesía barroca, misma que desmenuzaba ante la dificultad para sus alumnos.

Se desempeñó como director de la Facultad de 1985 a 1988.

El esperaba su jubilación durante el próximo año, la cual nunca llegó, pero trabajó hasta el último momento; ayer comenzaron las clases sin él. Enrique Macín quedó en el recuerdo y admiración de decenas de generaciones que tuvieron la oportunidad de tenerlo como maestro.

Sus enseñanzas, la fábula de "Polifemo y Galatea" (obra que deleitaba explicando), quedarán en el recuerdo de quienes vivieron con él la experiencia mágica de analizar la literatura española.

Los restos del licenciado Macín son velados en la funeraria Prisciliano Lozoya y se espera que hoy le hagan un homenaje de cuerpo presente en la Facultad de Filosofía y Letras.